Asocian módulos del programa de Biodanza que se complementan entre sí y al ensamblar uno con otro, desarrollan aptitudes y actitudes que facilitan la profundización de las vivencias, la compresión y aplicación de los contenidos integrándolos.

1° Modulo: Aspectos Fisiológicos, Movimiento Humano, Vitalidad
2° Modulo: Contacto y Caricia, Sexualidad, Afectividad
3° Módulo: Aspectos Psicológicos, Mecanismos de Acción, Identidad e Integración.

Aportes Sobre Dinámica de los módulos y sus objetivos


Palabras claves: holograma, pensamiento complejo, simultaneidad, integración vivencial-sensorial-conceptual, asociar, escucha, construcción colectiva, progresión integrativa. habilitación de tiempos de proceso.


La triada: nuevos tiempos, nuevas prácticas situadas en contexto.

Biodanza es un Sistema en evolución y actualización permanente, en el que Epistemología Teoría y Metodología están imbricadas en interacción, e igualmente, los distintos roles que participan en la actividad.
El objetivo es reflexionar sobre la complejidad del Sistema, posibilitar seguir la huella de los textos de Rolando a la luz del pensamiento complejo que lo enriquece.
El Pensamiento Complejo es multidimensional, es Procesual y Dialógico. Establece interconexiones, existe simultaneidad de situaciones que requieren múltiples formas de abordar el conocimiento y las problemáticas del contexto social.
En Biodanza el pensamiento complejo, la transdisciplina constituyen un salto cualitativo que nos permite comprender la magnitud del principio Biocéntrico en su aplicabilidad teórica y metodológica:
Lo procesual, lo multidimensional, la simultaneidad de los componentes vivenciales que involucran distintos espacios y tiempos.
La vivencia de movimiento, su llegada a la conciencia y la vivencia de la palabra superan las dicotomías palabra –vivencia.

En la evolución pedagógica de la escuela, hubo etapas en la forma de desarrollar el programa que implementamos. Comenzamos cambiando la secuencia de los módulos para asociar y ensamblar uno con otro desarrollando aptitudes y actitudes que faciliten el próximo paso.
El contexto de pandemia nos llevó a desarrollar nuevos recursos impensados, creando posibilidades de mantener lo esencial de Biodanza: la matriz grupal, la continuidad del proceso personal y grupal, la afectividad, el principio de sacralidad de la vida y transferir a la vida cotidiana lo vivenciado.
En la formación de facilitadores dar continuidad al proceso personal, profundizar teoría y explorar metodologías, nuevas formas de vivenciar implementado las tríadas para recuperar lo vivencial de los módulos cursados.